TITULO DE CIUDAD

El Estado Libre de Antioquia y en su nombre e ciudadano Dictador Juan del Corral, revestido con este carácter por la inánime voluntad de la Soberana Representación Nacional del mismo Estado.

A todos los habitantes de él, de cualquier clase y condición que sean, hago saber: Cómo hallándome revestido de plenas omnímodas facultades para hacer todo aquello que juzgue conducente a la salvación y prosperidad de la República y al premio de las virtudes sociales, he dictado en esta fecha lo siguiente:

Considerando los importantes servicios que han hecho a la Patria el pueblo y todos los moradores de las Villas de Medellín y Marinilla, el valor y patriotismo que han manifestado, así en alistarse voluntariamente para marchar a Popayán, como en sostener las medidas de salud que el Gobierno ha juzgado convenientes para la seguridad común; y su adhesión y amor a la libertad e independencia; y para igualar en todo a estas dos beneméritas poblaciones, con las de Antioquia y Rionegro que han hecho los mismos servicios a la República, arrancando de esta manera y quitando para siempre cualquier motivo de celos y rivalidad, he acordado eregir, como en efecto erijo en ciudades, a las Villas de Medellín y Marinilla, concediéndoles el título de tales, de que podrán usar en sus actos, despachos y demás documentos en que hasta ahora se haya acostumbrado y añadiendo a sus antiguas armas, el distintivo que se expresará en Decreto separado.

El presente Decreto se registrará en los libros de los ayuntamientos y demás en que está dispuesto se registren las leyes, publicándose en todo el Estado para satisfacción de las expresadas Villas y estímulo de los pueblos de su comprensión.

Dado en el Palacio Supremo Gobierno del Estado de Antioquia, sellado en el Gran Sello de la República, a veinticinco de agosto de mil ochocientos trece,

Juan del Corral, Presidente Dictador.