REAL CÉDULA DE CARLOS IV, POR LA CUAL CONCEDE A LA VILLA DE MARINILLA DISTRITO DEL VIRREINATO DE SANTAFE, EL ESCUDO DE ARMAS

El documento original reposa en el Archivo Histórico de la Casa de la Cultura de Marinilla. Allí también se conserva el escudo auténtico que acompañó a la cédula y la certificación expedida por don Pascual Antonio de la Rúa Ruiz de Naveda, Cronista del Rey, la cual aparece en un hermoso códice dibujado con arte y maestría, refrendada por los Escribanos de Monarca.

La Real Cédula en la que se otorga el Blasón Heráldico fue expedida en Aranjuez, el 25 de junio de 1794.

El escudo original reposa en España en el Decanato de Armas del Escorial.

De conformidad con la Cédula en la que se concede el Blasón Heráldico éste se describe así:

“Un escudo que en el medio tenga dos brazos de encarnación sobre campo azul (cuyo color es símbolo de perseverancia, recompensa, y lealtad) que se vean unidos y vestidos a la española antigua y original traje Indio pendiente de la mano española el Arpón y Saeta y de la India el Mosquete, o Fusil Orlando este escudo de Oro como demostración de su actual y futura prosperidad, y poder, y en letras negras este lema: Pro Religione et Rege Munera Antiquitatis Nobis Comunia”.

Ya antes el Rey don Carlos III, por la Real Cédula de 21 de noviembre de 1787, le había conferido a Marinilla el villazgo, cuando aquel dio orden al Virrey don José de Espeleta que dispusiese lo conducente para la posesión del título, lo que éste obedeció por medio de don Vicente Fernández de Marroquín el primero de marzo de 1790.

Fernando Ossa Arbeláez