RAMON HOYOS VALLEJO

1932 – —-

Pentacampeón colombiano de Ciclismo

Por: Fernando Ossa Arbeláez

Nación en 1932 y luego de sus estudios primarios en Marinilla se trasladó con su familia a Medellín en busca de horizontes. Trabajó en varias empresas y cuando tenía diez y seis años se vinculó a Coltejer en donde encontró apoyo y estímulo a su empeño deportivo. Se entregó a la práctica de ciclismo y bien pronto participó en las vueltas a Colombia en bicicleta hasta el punto de ser ganador absoluto de las que se corrieron en los años 1953, 1954, 1955, 1956 y 1958.

Fue, además, Campeón Panamericano Individual y por Equipos, y hasta ahora el único colombiano que ostenta este título obtenido en México en 1955; Campeón de la vuelta a Puerto Rico en 1954, octavo puesto en los Juegos Olímpicos de Merlbourne en 1956 sin que otro colombiano lo haya superado en competencias de esta naturaleza. También participó en los Olímpicos de Roma en 1960 y ocupó entonces el puesto 18o. Fue ganador de cuatro clásicos ‘’El Colombiano’’ en los años 1955, 56, 57 y 58; y en este último venció a los Campeones Mundiales Fausto Coppi y Hugo Clobet. Campeón 4 veces consecutivas en la Prueba de 4.000 metros Persecución por equipos en pista. Hoyos Vallejo es no sólo una gloria nacional sino que por ello y por sus maneras sencillas, el pueblo todo de Colombia lo admiraba y quiere entrañablemente.

Retirado del ciclismo, sigue participando en pruebas recreativas y en carreras que se promueven para obras de beneficio social. Su nombre es conocido en todo el país y siempre ha llevado con orgullo el apelativo de ‘’Don Ramón de Marinilla’’ que, en una de las primeras vueltas a Colombia, le asignó don Julio Arrastía Brica. Indudablemente, en la época de sus mejores glorias, exaltó a su tierra natal.

El Consejo Municipal dispuso, en 1955, que se colocara el retrato de Hoyos Vallejo en el Recinto de Sesiones, como un reconocimiento al esfuerzo deportivo de un marinillo que, por la época, recibía innumerables manifestaciones de solidaridad y despertaba inmenso entusiasmo entre la juventud. La fotografía que se colocó como consecuencia de la decisión de la Corporación, es obra de J. Obando, indudablemente el mejor fotógrafo de la época. En ella aparece Hoyos luciendo el Tricolor Nacional y con el Fondo del Estadio Atanasio Girardot de Medellín inaugurado durante esos mismos días de 1953. El campeón donó a la municipalidad la copa obtenida en la primera prueba que en el exterior ganó un ciclista colombiano que la obtuvo en la vuelta a Puerto Rico.