RAMON EMILIO ARCILA HUTADO

1939 – 1989 Líder Popular

Arcila Hurtado Ramón Emilio

Por: Fernando Ossa Arbeláez

Nació en Marinilla en 1939. Estudió en el Colegio de San José y allí obtuvo su bachillerato. Se graduó de Economista en la Universidad de Antioquia y luego de Abogado en la Universidad de Medellín. Fue un inquieto permanente por la educación, estuvo atento a la marcha del Colegio de San José habiendo presidido la Junta que se encargó de celebrar con gran pompa, el sesquicentenario del Plantel. En su afán universitario, ideó, planeó, impulsó y fundó, con el apoyo de algunos profesores y estudiantes, la Universidad Autónoma Latinoamericana, a la cual dedicó buena parte de su tiempo en los primeros años de vida de este centro de educación.

Con ocasión de los 25 años de la Universidad, ésta, en acto solemne, hizo un reconocimiento póstumo a quien fuera uno de sus principales impulsadores y a cuya gestión dinámica – que nos tocó apreciar personalmente – se debió que se lograra su creación.

Alternó el ejercicio profesional de la abogacía con las actividades cívicas. Fue reconocido líder popular en todo el Oriente Antioqueño y le tocó en suerte, por sus luchas, soportar persecuciones y encarcelamiento en varias oportunidades. Impulsó con fervor el deporte y se empeñó en mantener en alto los colores deportivos de Marinilla. Apoyó a muchos jóvenes en sus estudios y siempre se le reconoció como un dirigente de singulares dotes de combatividad.

Cuando se perfilaba como candidato a la Alcaldía de Marinilla por elección popular, fue vilmente muerto en las calles de la ciudad que recorrió durante muchos años en su anhelo de conservar vigentes las luchas populares y los reclamos ante las injusticias. Mantuvo, en las causas que defendió, un permanente espíritu de diálogo y de respeto, por las ideas ajenas para las cuales exigió, vehementemente, respeto.

Lo sorprendió la muerte el 30 de diciembre de 1989, cuando hacía poco que había regresado de una gira por Europa, la que cumplió por invitación de organismos internacionales que atienden a la promoción social de las clases desvalidas y cuando había promovido la fundación, en Marinilla, de la Cooperativa Manos Unidas, a la que dejó marchando satisfactoriamente.

El Concejo Municipal, del cual formó parte en la década del 60, rememoró la presencia de Ramón Emilio con una placa de mármol en el sitio en donde cayó muerto y con su retrato en el recinto de sesiones.