OBDULIO DUQUE SERNA

1830 – 1877
Héroe de Cascajo. Combatió en Santa Bárbara de Cartago,
Morrogordo y Manizales

Duque Serna Obdulio

Por: Mauricio Ramírez Gómez.

(De su historia del Colegio de San José).

Hijo de D. Martín y doña María, nació en Marinilla el 4 de septiembre de 1930.

En 1851, cuando apenas contaba 21 años de edad, hizo la campaña del Sur, que terminó con la retirada de “Las Coles”. En esa misma sublevación del General Borrero, combatió en Rionegro el 22 de agosto, en Abejorral el 7 de septiembre y de nuevo en Rionegro el 10 del mismo mes de 1851.

Cuando la dictadura del General Melo, hizo la campaña de occidente con el grado de Subteniente Primero. Luego, cuando el “Batallón Marinilla” partió para Bogotá, fue ascendido a Teniente Primero. En las Sabanas de Funza fue ascendido a Capitán. Estuvo en Bosa y Tres-esquinas, batallas éstas que dieron en tierra con la dictadura, el 4 de diciembre de 1854.

El 12 de agosto de 1860 estuvo en el combate de “las Guascas” o “Italia”, cerca de Santa Rosa de Cabal y el 28 del mismo mes en el de Manizales.

En febrero de 1861, fue ascendido a Sargento Mayor; el 6 de mayo del mismo combatió en San Barolo contra las fuerzas del General Santodomingo Vila; el 16 de junio siguiente, en la toma de Carolina encabezó la vigorosa carga que se tradujo en victoria.

Cuando las fuerzas de Antioquia marcharon sobre el Cauca, Obdulio Duque fue ascendido a Teniente Coronel, en Manizales, por el Gobernador Rafael María Giraldo.

El 15 de agosto de 1861, el General Braulio Henao lo hizo Coronel efectivo, después de la batalla de Honda. Era entonces segundo Jefe del “Batallón Oriente” y desde aquel día fue comandante del mismo. Estuvo entonces en los combates de Quinamayó puente de Popayán, Pitayó y Guanacas.

El 14 de enero de 1862 comandó gloriosamente su Batallón en la jornada de Santo Domingo. Estuvo luego en los combates de El Rucio y Las Hojas, en el Cauca; en abril de 1862, en el Cabuyal, cerca de Cali y el 18 de septiembre del mismo año en el Santa Bárbara de Cartago, donde pareció su viejo amigo el doctor y general Rafael María Giraldo.

El 4 de enero de 1964 comandó las fuerzas que en Cascajo dieron en tierra con el Gobierno de Pascual Bravo, de dónde provino la restauración de Antioquia con el Dr. Pedro Justo Berrío a la cabeza. En aquel mimo campo, las tropas lo aclamaron General, lo que más tarde fue confirmado por el Gobernador Berrío y ratificado por la Asamblea Constituyente del mismo año.

El 20 de noviembre de 1876 comandó la División Giraldo en la batalla de Garrapatas. Fue entonces cuando un joven liberal, en la fuera del combate, se lanzó contra las trincheras conservadoras pronunciando denuestos y desafíos irritantes; y cuando cien brazos conservadores se tendieron contra ese joven, el General Duque, envolviéndole en una bandera, gritó: “con la vida me responde el que intente algo contra este valiente”. Se salvó así la vida preciosa de Cenón Figueredo.

EL 22 de febrero de 1877 peleó en “la Cabaña” y el 5 de abril del mismo año rindió gloriosamente su vida en Morrogordo.

Fue prefecto de Oriente desde 1866 hasta 1870 y después en el 72 y en el 73. Elegido Diputado a la legislatura del estado en 1871, 73 y 75. Tercer designado para ejercer el Poder Ejecutivo en 1873 y cuarto designado para lo mismo en 1875.

En 1883, una comisión del Consejo de Marinilla trajo desde Manizales los restos del General Obdulio Duque y su ilustre compañero de armas Coronel Cesáreo Gómez, muerto también en Morrogordo.

Sobre lo dicho, el Dr. Guillermo Duque Gómez Agrega: siendo Prefecto de 1866 al 70, por primera vez, el ya General Duque tuvo la soberbia humildad de matricularse en nuestro Colegio de San José, para estudiar lo que las faenas agrícolas y los deberes de la guerra le habían impedido aprender. Como en vista de su penuria económica la Legislatura le hubiese decretado una pensión o beca de estudios, con heroico desprendimiento bienhechor la cedió al colegio femenino de Santa Ana. Regentaba el instituto, creado bajo la prefectura del General, quien vino a ser su esposa: doña Matilde, hija de otro marinillo prócer de la independencia, el Coronel Juan Nepomuceno Jiménez, muerto en el combate de Cabuyal, cerca de Cali, a principios de 1862.