ABRAHAM MORENO GOMEZ

1835 – 1914

Gobernante. Generoso y caritativo. Primer Presidente de la Sociedad de
San Vicente de Paúl en Antioquia

Por: Alfonso García Isaza.
(De sus Apuntes para la historia del Colegio de San José)

El 13 de marzo de 1835 nació en Marinilla. Fueron sus padres D. Juan Nepomuceno y doña Rita.

Sus estudios los empezó en el Colegio de San José en 1848, donde se mantuvo hasta el 55, año en que los continuó en el Provincial de Medellín. De ahí, por dificultades económicas, pasó a Santa Rosa de Osos como Secretario del Juzgado del Circuito, en el que permaneció hasta el 57, año en que fue nombrado Juez del Crimen en aquella población. Al fin tuvo que huir, a raíz del triunfo del General Mosquera.

Hallábase dedicado al campo y de allí lo sacó el Gran Berrío a ocupar alto y merecido puesto en ese gobierno admirable. En 1865 fue nombrado Representante al Congreso de la Unión, pero sus empeños para organizar la fuerza pública en el Norte le privaron de asistir a él. En ese mismo año fue nombrado suplente de los Magistrados del Tribunal Superior, Magistrado del mismo y Secretario de Hacienda durante la administración de Berrío, hasta el 73. Tocole el Fisco Deptal. en esas horas de confusión. Durante el 71 fue electo sustituto del Presidente del Estado y en noviembre del 73 tercer suplente de los Senadores Plenipotenciarios de Antioquia. Nombrósele catedrático de Economía Política en la Universidad de Antioquia, puesto que desempeñó, como también el de Diputado a la Legislatura. Fue suplente del procurador General del Estado; Representante al Congreso Nacional, donde le tocaron las tormentosas sesiones de 1876.

En este tiempo, con su hermano D. Nazario fundó una casa comercial en Medellín, que fue la acreditada “Librería Católica”. Durante los años 1887 y 88 estuvo como Gobernador de Antioquia; el Sr. Núñez le ofreció el Ministerio del Tesoro y el General Guillermo Quintero Calderón el de Gobierno, designación que desencadenó el genio de D. Miguel Antonio Caro, suceso bien conocido en la historia nacional. En 1901 volvió a la Gobernación de Antioquia, en reemplazo del General Vélez. Posteriormente, en 1909, ocupó la Secretaría de Gobierno.

El Sr. Moreno fue además, valiente militar. En el 76 estuvo como Jefe del Estado Mayor, en el 64 luchó En Cascajo y en el 85 asistió a combates por última vez. Por entonces lo eligieron Senador de la República, pero no asistió hasta 1894.

Como historiador, que también lo era, escribió apuntes sobre la historia de nuestra Ciudad, que son los más completos; hizo un boceto titulado “El Oriente de Antioquia en la Guerra de la Independencia”; su biografía del Dr. Justo Arosemena – su adversario político -, publicada en Bogotá, es una página admirable de historia colombiana. También escribió sobre su gran amigo el Dr. Pedro Justo Berrío.

Fue un católico a marcha martillo; humanamente perfecto en sus virtudes, no obstante de haber sido ilustre político. Por muchos años actuó como presidente de la Sociedad de San Vicente de Paúl en Medellín y lo pobres de nuestros campos fueron objeto de especial amor cristiano de su corazón. Su sueldo de Gobernador lo dedicó a la solución de problemas en hogares pobres o arruinados.

El 13 de junio de 1914, la muerte lo quitó de los ojos de los suyos para inmortalizarlo en el corazón de los que lo amaron.